Futuro energético de Chile

Futuro energético de Chile

El siglo XXI se ha caracterizado por el crecimiento de las economías emergentes y el aumento en la demanda energética. Estos son los principales factores de los cuales depende la situación energética mundial y lo cual generó un aumento de un tercio en la demanda energética desde el año 2000 hasta el 2014 (Exxon Mobil, 2016).

El primer factor ha implicado la aparición de industrias de uso intensivo de energía y el segundo factor, indica que satisfacer a 7 mil millones de personas, ya está siendo una labor complicada.

Por su parte, Chile posee un déficit para regenerar todo lo que sus habitantes están demandando, excediendo su biocapacidad en un 19% (Foot Print Network, 2017) . Lo cual comenzó a ocurrir desde el año 2006, como refleja el gráfico 1:

Gráfico 1: Huella Ecológica de Chile v/s Biacapacidad.
Fuente: Global Footprint Network, 2016.

La comisión nacional de energía, proyecta que la demanda energética seguirá en aumento, alcanzando los 98,414 Giga Watts hora al 2020. Lo que supone un crecimiento promedio de 6,2% anual.

Esto implica que la necesidad de reducir la huella ambiental y poder generar la cantidad suficiente de energía para abastecer a toda la población chilena requiere como solución, la utilización de energías limpias que puedan potencias ambos ejes.

El gobierno de Chile como respuesta a la urgencia de mejoras energéticas, ha diseñado la agenda 2050 la cual tiene como objetivo fomentar el uso de energía renovable para que llegue a formar un 60% del total de la generación eléctrica nacional para el 2035 y un 70% para el 2050 (Ministerio de Energía, 2016).

Cabe destacar que la inversión realizada en Chile en proyectos de energía renovable no convencional (ERNC), se duplicó, pasando de 1,3 mil millones de dólares en 2014 a 3,2 mil millones de dólares en 2015 (Energia.gob, 2017).

A nivel continental, ya se pueden apreciar las intenciones que tiene Chile en invertir en proyectos de ERNC. Actualmente es el segundo país después de Brasil en Centro y Sud América en incrementar los índices de energía renovable a través de los años, lo cual se demuestra a continuación:

Tabla 1: Consumo de energía renovable equivalente a millones de toneladas de petróleos, 2017.
Fuente: BP Statiscal Review of World Energy.